El Empleado “Palanca”

Race 1

Las palancas se utilizan en las máquinas mecánicas y eléctricas para “destrabar” algún movimiento útil y necesario para poder utilizarla con una finalidad buena para nuestra vida o trabajo.
Según la RAE: “Mando para el accionamiento manual de una máquina o de un aparato, que funciona como una palanca o que recuerda su forma”.
Las personas dentro de una organización pueden ser uno de los recursos más importantes. Los que forman esta organización tienen poder o al menos la posibilidad de aceptar o no nuevas ideas, optimizaciones en su trabajo, cambios en su forma de trabajar.
Dar una nueva idea en la forma en que un empleado hace su trabajo tiene un riesgo: que lo acepte o no. Puede ponerse en “palanca” y no querer bajar su “palanca” para dar curso libre a la mejora. Lo ideal es que esto no ocurra.
La palanca puede expresarse de muchas formas:

  • Tener mala cara.
  • Hacer mal su trabajo.
  • Hacer su trabajo más o menos bien.
  • Quejarse constantemente de “problemas” generados por el nuevo cambio.
  • Expresar los aspectos negativos como problemas nuevos y ocultando los positivos.
  • Quejarse de cualquier inconveniente tenga o no que ver con el nuevo cambio solo para hacer recordar que no le gusta el nuevo cambio.

El empleado se expresa siendo palanca. Quizás el problema es cómo le expresamos la nueva idea .
En estos casos no hay nada peor que aplicar una palanca de mayor fuerza sobre su pequeña y molesta palanca (o no). No es más que continuar enrojeciendo el océano y cerrar la mente. Lo mejor en estos casos es intentar buscar el océano azul en esta pequeña y ridícula lucha de palancas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>